La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Cuatro conferencias ponen el acento en la influencia cultural de la devoción histórica a la Morenita

Publicado 20/12/2016

Una nueva edición del Ciclo de Conferencias “La Virgen de la Cabeza en la Cultura”, en su sexta convocatoria, congregó a nmeroso público en Aula Magna del Palacio de los Niños de Don Gome...

Una nueva edición del Ciclo de Conferencias “La Virgen de la Cabeza en la Cultura”, en su sexta convocatoria, congregó a numeroso público en Aula Magna del Palacio de los Niños de Don Gome. Organizadas por la Cofradía Matriz de la Virgen de la Cabeza y el Instituto de Estudios Giennenses contó conn la colaboración del Ayuntamiento.

Las conferencias contaron con buena asistencia de público entre los que destacaron el presidente de la Gestora de la Cofradía, Ramón Colodrero, el Hermano Mayor, José Antonio Hinojo así como miembros de la Comunidad Trinitaria y el rector de la Basílica, Domingo Conesa junto a miembros de la Corporación Municipal y el alcalde, Paco Huertas. Escritores e historiadores también se dieron cita en Don Gome durante su celebración.La primera de las conferencias corrió a cargo de Enrique Gómez Martínez, de la Real Academia de la Historia y miembro del Instituto de Estudios Giennenses. La temática fue la devoción a la Virgen de la Cabeza en España e Iberoamérica en los siglos XVI y XVII. Partiendo de los orígenes devocionarios, habló de la teoría clásica y de la que llegara y se extendiera a través de los pastores trashumantes, “tesis no demostrable”. Aseveró que tan singular devoción ha tenido como principal causa de su extensión por el mundo, el Santuario y su Romería, al igual que sus cofradías “que llegaron a alcanzar el número de 76, llegando a tener hoy culto en casi todas las Comunidades autónomas de España, excepto País Vasco, Cantabria y la Rioja”. IDEAL ANDÚJAR

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?