La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

La Romería.

​No conocemos hasta ahora en qué año comenzó a celebrarse la romería, los historiadores apuntan que debió ser en el reinado de los Reyes Católicos, siglo XV; ya que hasta esa época no hay tranquilidad en el Reino de España y los árabes están reducidos al Reino de Granada.

​Lo que sí podemos decir es que esta romería en honor de la Virgen de la Cabeza de Sierra Morena es una de las romerías más antiguas de nuestro país; ya que con anterioridad conocemos otras romerías mucho más antiguas como la dedicada a la Virgen de la Estrella o Caballada de Atienza (Guadalajara), que comenzó a celebrase en el año 1162 y la dedicada a la Virgen de la Concha en Zamora que empezó en 1291.

Por lo estatutos de la cofradía de Andújar del año 1505, sabemos que la romería tenía lugar ya el último fin de semana de abril, mantenida en la misma fecha hasta la actualidad. Por tanto llevamos, al menos, 510 años de fiesta abrileña, interrumpida solamente por la Guerra Civil en los años 1937 y 1938.

​ Hasta que en el siglo XX no se construye la carretera Andújar-Puertollano, el único acceso desde Andalucía al santuario, desde Andújar, era a través de la sierra. Por tanto las cofradías andaluzas llegaban a esta última ciudad el viernes, para el domingo partir a su destino donde encontrarán una gran feria, donde de 'podía comprar de todo. A la mañana siguiente, último domingo de abril, tras la misa principal, la Virgen de la Cabeza salía en procesión por el entorno de aquel lugar, siendo llevada en unas andas por los cofrades, por tramos; participando en ello todas las cofradías.

​Las cofradías fueron suspendidas en 1773 por Carlos III; aunque la romería siguió celebrándose por su carácter popular. En 1782 las cofradías recuperaron sus estatutos, en esta ocasión otorgados por dicho rey; sin embargo algunas de ellas habían desaparecido.

​En la actualidad la romería comienza meses antes con la elección del cartel que la anuncia, invitación al pueblo a la fiesta por parte de la cofradía matriz, lo que se conoce por “convite de banderas” y actividades culturales; siendo el pregón en honor a la Virgen de la Cabeza el que se considere el inicio real de la fiesta; en la que encontramos una multitudinaria ofrenda floral en la Plaza de España, una recepción de la cofradías el viernes y la salida a caballo de los romeros el sábado, que en carreta o a caballo se dirigirán, a través de los caminos de la sierra, hasta la Basílica y Real Santuario de Ntra. Sra. de la Cabeza, donde pasarán la noche del sábado al domingo asistiendo a la presentación de las cofradías, visitando a la Virgen en su camarín y divirtiéndose, donde no falta el baile por sevillanas. A estos se le suman quienes van por carretera y andando. 

​Las carretas nacen al principio de la década de los ochenta del siglo XX, llegando a ser más de doscientas, creadas por las peñas romeras; las cuales también celebran distintas actividades a lo largo de año.

​El domingo, tras la misa principal; que se suele celebrar desde 1992, si la climatología no lo impide, en el exterior de templo, la imagen de la Virgen es procesionada en andas por el entorno de su santuario. Delante de ella forman todas las cofradías por orden de antigüedad, de la más moderna hasta la de Andújar que es la última. En la actualidad más de 70 cofradías filiales asisten a la romería, Por un privilegio del rey Carlos III otorgado en 1786, la cofradía de Colomera se une a la de Andújar en los actos romeros.

​La romería está declarada por la Junta de Andalucía, Bien de Interés Cultural (BIC), con carácter etnológico en abril de 2013. En 1965 fue designada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

 

Enrique Gómez Martínez 

Real Academia de la Historia Cronista Oficial de Andújar.

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?